Aroma a Lavanda Sensacional

La Lavanda es una hierba milenaria ampliamente usada en aromaterapia para la relajación. Su maduración puede tomar más de tres años y su ciclo de vida es de aproximadamente una década. La lavanda puede ser cosechada desde el comienzo hasta el fin del verano, dependiendo de cuán caluroso sea el clima local. Esta planta se saca temprano en la mañana para asegurar que no pierda nada de su valioso aceite. Después de ser cosechada, en las granjas de lavanda comienza su proceso de destilación. Una vez extraído el aceite, se deja añejar tal como un buen barril de whisky o de vino.

Dried Lavender
Lavender Oil

Una esencia popular, que se encuentra en la rutina diaria de las modernas mujeres de hoy, tanto en su aseo personal, como remedio casero o en el trabajo de la casa. Su uso se remonta a siglos. Los antiguos egipcios lo utilizaban como antiséptico y cosmético, mientras los victorianos lo utilizaban para despertar los sentidos. Hoy en día la lavanda es principalmente conocida como un exquisito aroma para la ropa y la casa, donde se usa en forma de velas y bolsitas aromatizadoras. Esta planta aromatizante es también un poderoso afrodisíaco. En efecto, en tiempos pasados las parejas de casados solían rociar sus baños con un poco de aceite de lavanda para bajar la tensión y mejorar la fidelidad. Sin embargo, las propiedades curativas de la lavanda la convierten en un elemento multipropósito.

5 maneras de cómo la lavanda puede darte más vigor.

¿Te resfriaste? ¿Te sientes estresado o ansioso?

Tan solo una bocanada de lavanda puede tener un efecto de alivio natural. Simplemente coloca un par de gotas de aceite de lavanda en un pañuelo desechable o de tela e inhala por un momento. Una sencilla manera de conseguir un gran estado de ánimo antes de una presentación importante en tu trabajo o en esa primera cita.

Promueve el sueño y mejora la relajación

¿Te está resultando difícil tener un sueño reparador? Coloca un poco de aceite de lavanda en un difusor un par de horas antes de ir a la cama o enciende algunas velas con esencia de lavanda. Asegúrate de poner música relajante y haz una lista mental de todo lo que estás pensando. Cuando tu cabeza esté a punto de tocar la almohada, estarás inmerso en una nube virtual de lavanda que te dejará durmiendo en cualquier momento.

Alivia el dolor de cabeza

Aleja las migrañas frotando un poco de aceite de lavanda en el cuello de las camisas y siente su encantador aroma durante todo el día. También puedes rociar un poco de lavanda en un pañuelo desechable, de tela o hasta en la funda de tu almohada. Haz una inspiración profunda por la nariz y luego exhala lentamente por la boca.

Lavender Scented Bath

Calma los dolores musculares

La lavanda es un ingrediente fundamental en el alivio de la tensión y el dolor. Para aliviar la rigidez de las articulaciones, toma un baño de tina y agrega 6 a 8 gotas de aceite de lavanda. Recuéstate y comienza a disfrutar.

Refresca tu casa

El aceite de lavanda también puede ser usado en tu casa para limpiar las superficies de trabajo y eliminar las bacterias. Para una limpieza extra de gérmenes simplemente agrega una gotas de aceite de lavanda después de haber limpiado las superficies. Coloca algunas gotas de aceite de lavanda en una botella con atomizador y rocía las zonas de alto tráfico como la cocina, baños y pasillos. Considera también utilizar un difusor de aromas para disfrutar de la fragancia a lavanda durante todo el día.

Cómo usarlo

Hay muchas maneras de usar la lavanda. Perfuma tu almohada, rocía tu closet o mantén un saquito de lavanda seca en el cajón de tu ropa interior.


TOP